ANGELA ROMELIA SEMIDEY SANTAMARIA

LA DAMA DE LA SONRISA

Escrito por: Rosa Torrens.

Dicen que fuiste una de las chicas más bellas de todos los tiempos. – Y así lo creo – Eras como la noche, enorme, femenina, vibrante, llena de iluminación y entusiasmo. Entendías de la lógica, la estética y la política y religión. Convencida estoy que no te preocupaste en saber que la vida es una conflagración, porque para ti fue un festejo.

Con todas las exquisiteces que preparaste se habría hecho un banquete universal. Dos veces te embarazaste y dos veces criaste. Viste partir a tus amistosos perros, que cobijaba al filo de la madrugada. Sensible, a las catástrofes, a las calamidades, inquietudes personales; heroína del combate que gravitaron sobre tus hombros.

La naturaleza te proclamó reina de la belleza cuando viniste a este mundo - ¡Qué bien luciste tus perifollos! - ¡y tu gracia al andar!

Fuiste mensajera de la paz, cuando repartiste millones de sonrisas a huérfanos, jóvenes y ancianos.

Te conocí desde niña, cuando en un lugar de mi hogar escuchaba viejas historias familiares que me encantaban, complacida estuve habértelas contado, mientras reías, aquella risa compartida; tus labios sonrientes y tus ojos sonriendo. Tu sonrisa fue como un fuego de artificio como a ti no vi reír a nadie. En el silencio de la interrogación preguntaran. ¿Qué vínculo nos unía?

Entre las apacibles nubes alguien responderá con resolución - su parentela familiar –

Tú estarás ahora donde mora lo divino, serena, tranquila, con tu corona en la frente, alzando la sagrada copa divina. En la contemplación celestial elevaré la mía y desde allí dire: - salud Ángela Romelia, descansa en paz.

--------------------------------------------------------------

Don Quijote Ducharne

Uno de los caudillos más aguerridos entre los orientales venezolanos fue el legendario general Horacio Ducharne, nacido en Güiria, estado Sucre, el día 29 de enero de 1855; hijo del general federalista Pedro Ducharne Aceituno y de doña Carmen Barrios, hermano de los también caudillos, Pedro y Alejandro. Educado en el colegio "San Jorge" de la vecina isla Trinidad. De regreso al lar nativo, pronto se involucra en las luchas políticas, apoyando al general Joaquín Crespo y a su Revolución Legalista, que dominará la escena nacional entre 1892, y hasta su muerte en la Mata Carmelera, estado Cojedes, el 16 de abril de 1898.

Horacio Ducharne y sus hermanos, adversan a los andinos y a su carismático jefe, el general Cipriano Castro, y se unen a la Revolución Libertadora, que dirige el empirigotado banquero Manuel Antonio Matos, movimiento que aglutinó a los más conspicuos militares de fines del siglo XIX. Figuraban allí, los generales Domingo Monagas, Nicolás Rolando, los Peñaloza, Luis Loreto Lima, José María Ortega Martínez, Luciano Mendoza, Zoilo "Caribe" Vidal, Rafael Montilla, Amábilis Solagnie, y el etcétera es largo. La muerte del general Domingo Monagas Marrero, jefe de Estado Mayor de la "Revolución", en Chaguaramas, estado Guárico, el 2 de septiembre de 1902, antes de comenzar efectivamente el desarrollo de la campaña, significó una gran frustración entre los involucrados. A tal efecto había invadido Ducharne desde Trinidad en octubre de 1901, pero la "Libertadora" estaba destinada al fracaso; luego del combate de El Guapo, surgen diferencias entre el general Rolando y Ducharne el poderoso ejército "Libertador" fue derrotado contundentemente en la batalla de La Victoria, decidiéndose por la intervención oportuna de tropas de refuerzo comandadas por Juan Vicente Gómez, que tuvo una duración de 1 mes, entre el 2 de octubre y el 2 de noviembre de 1902, la más numerosa por el número de combatientes, casi 22 mil hombres y de muertos, más de 3 mil. Luego del combate indeciso de El Guapo, surgen diferencias entre los generales Rolando y Ducharne; deciden retirarse hacia Guayana, allí en Ciudad Bolívar se realizará la última batalla entre las fuerzas de Rolando y las del general Gómez, apoyada por la Armada Nacional, jefaturada por Delgado Chalbaud, tres días combatiendo, 19-20 y 21 de julio de 1903. Horacio Ducharne es encarcelado durante 3 años en el castillo "Libertador" de Puerto Cabello, hasta 1906. No más recuperar la libertad se alza en Oriente en enero de 1907, pero nuevamente fracasa y otra vez a la cárcel, de donde es liberado a la caída del general Castro, derrocado por su compadre, el general Juan Vicente Gómez, el 19 de diciembre de 1908. Su hermano Pedro es designado presidente del estado Nueva Esparta, en 1909; pero Ducharne no se presta a las ambiciones continuistas de Gómez, en 1913, por ello emigra a Trinidad, contactando con el "Mocho" Hernández y su Movimiento Nacionalista, pretendiendo promover una algazara nacional para acabar con el régimen andino, pero estaba equivocado, Gómez solo abandonará el poder a su muerte, el 17 de diciembre de 1935.

Desesperado Ducharne desembarca por Yaguaraparo, estado Sucre, en agosto de 1914, con solo 16 compañeros, toma la población y prosigue hacia los morichales de Maturín, donde permanecerá en lucha de guerrillas contra el Gobierno, por más de 1 año, uniéndosele el bravo coronel Sixto Gil quien le aporta varios hombres. Se suponía que el Partido Nacionalista, del "Mocho" Hernández se le uniría, pero privó la insensatez; no obstante consigue reunir un contingente de unos 350 hombres, toma la población de Caripito, y se dispuso atacar Maturín, defendida esa capital por el presidente del estado general Elbano Mibelli, con tropas del Gobierno, se combatió en la sabana de Pararí, siendo rechazado y resultando Ducharne herido. Tenaz continúa en la resistencia, el general Gómez desata una furiosa persecución en su contra y ordena su ejecución donde lo encuentren, pero el viejo Quijote es escurridizo y hábil conocedor de la región, no obstante es delatado su paradero, siendo sorprendido y capturado en el hato de Joaquín Plaz, cerca de El Rabanal, donde se encontraba descansando, cuando fue rodeado por tropas del Gobierno, comandadas por el general Manuel Rugeles -era presidente del estado Monagas-, y allí mismo fue asesinado inmisericordemente por el coronel Juan Manuel Olivo, el 20 de agosto de 1915, quien le propinó 4 tiros, para mayor escarnio le fue arrancada la piel de su cara con un cuchillo, contentiva de su identificativa barba, y exhibida en Maturín como trofeo de guerra. La dama oriental Blanca de Núñez Isaba, la compró a un soldado borracho que la exhibía impúdicamente en una calle de Maturín, conservándola durante toda su vida como una reliquia, en honor al gallardo guerrillero oriental. Horacio Ducharne fue un auténtico Quijote, luchando contra la opresión, en favor de la libertad.

MIGUEL AZPÚRUA | EL UNIVERSAL

Pedro  Estrada

Pedro Estrada, este venezolano, también nacido un 19 de octubre de 1906 en Güiria, Estado Sucre, fue un político y policía venezolano. Fue el segundo y más longevo Director de la Seguridad Nacional que sirvió como policía política del gobierno del presidente Marcos Pérez Jiménez.

Fue apodado por la oposición como El Chacal de Güiria y como “Don Pedro” por la sociedad venezolana de la época.

En enero de 1936 asumió el cargo como Jefe de la Policía de Maracay, y ejerció hasta 1937 cuando le nombraron Jefe de la Sección Político Social de la Gobernación de la Policía de Caracas. En esos tiempos, Estrada organizó las primeras redes de información sistemáticas que surgieron en Venezuela, las cuales reportaban toda actividad comunista que se sospechase atentaran contra la integridad del Régimen.

Estrada suprimió el motín realizado el 14 de febrero de 1936 en Maracay, capital del estado Aragua donde un grupo de militantes del Partido Comunista de Venezuela intentó tomar el poder en el estado.

En 1940 fue nombrado Segundo Comandante de la Policía de Caracas, cargo que ejerció hasta diciembre de 1944. Hasta esa fecha fue el principal organizador de la Policía uniformada de Caracas, que con los años se convirtió en la Policía Metropolitana.

Posteriormente fue nombrado Director de la Cárcel Modelo de Caracas y luego Jefe Civil de Catedral, cargo del cual fue destituido por el Gobierno del General Isaías Medina Angarita. Salió exilado a Estados Unidos el 22 de diciembre de 1945 con un salvoconducto de la Embajada de Estados Unidos. A partir de este momento se unió a la conspiración contra el Gobierno de Acción Democrática, y regresó a Venezuela en abril de 1949, cuando entonces conoció al Teniente Coronel Marcos Pérez Jiménez.

Debido a la simpatía que tuvo con Estrada, el Teniente Coronel Carlos Delgado Chalbaud, por la afiliación que había tenido con su padre, el General Román Delgado Chalbaud, le nombró Agregado Especial en la Embajada de Venezuela en Washington con la intención de establecer una red de espionaje entre los exilados acciondemocratistas que conspiraban contra la Junta Militar de Gobierno liderada por Chalbaud, Pérez Jiménez y Luis Llovera Páez.

Estrada viajó desde Miami a Suiza, Inglaterra y finalmente a París, Francia donde se radicó. En los años posteriores se dedicó a dar asesorías en el ramo de la seguridad, y ejerció funciones de Asesor de Inteligencia para la Sûreté, la policía de seguridad francesa. Este país le concedió la figura de Asilo Político por lo cual nunca fue extraditado a Venezuela.

Hasta el final de sus días vivió con su esposa Alicia Parés Urdaneta de Estrada y sus tres hijas, dos de ellas casadas con franceses y la menor con un inglés y residente en Estados Unidos. Estrada escribió sus memorias donde habla sobre una buena parte de las confidencias del Régimen así como los personeros políticos de oposición que sirvieron como espías para la Dirección de Seguridad Nacional, sin embargo, su esposa se ha negado a publicar el libro hasta que fallezca para evitar confrontaciones.

Estrada falleció a los 82 años y fue sepultado en París.

Tomado de noticiaaldia.com

ALCIDES  R. MORENO R.
8/8/1923 - 13/12/1995

Hay personajes de esa Güiria  romántica que no volverá, que son recordados por nuestra generación con inmenso cariño y orgullo y que es bueno que las nuevas conozcan también; uno de ellos, es ALCIDES RAFAEL MORENO ROMERO, o simplemente “El Banquero”, como coloquialmente lo nombraban en la City, ya que durante años fue el agente del banco de Venezuela, Oriundo de Tucupita,   se convirtió en un Güireño mas  tan orgulloso de su gentilicio de adopción que hasta su último aliento, soñó con volver a su  “Güiria del Golfo Triste”, como un día Colon bautizara a las aguas de nuestro  mar de Paria.

Su historia comienza un  3 de de marzo de 1914, Wenceslao Moreno Alfonso y Simplicia Romero, sus padres, se casaron en La Vecindad, en  la isla de Margarita; “Chelao” y “Picho” por la precaria situación económica que se vivían, decidieron probar suerte en Tucupita y para ello tomaron un barco hacia allá, en ese viaje el destino les dio su primer aviso, “Picho”, embarazada, presento vómitos incoercibles que hizo que el Capitán del barco por seguridad, los bajara en Carúpano para que continuaran una  vez que mejorara su cuadro, lo insólito es que el matrimonio decidió recorrer a pie hacia el este de la península en busca, quien sabe algún lugar atractivo para ellos y  durmiendo donde los agarrara la noche, comiendo lo que conseguían en el camino, llegaron después de varios días a Soro y luego finalizaron su travesía en Güiria donde las hermanas Blondell se encargaron de ellos y amorosamente cuidaron y recuperaron a Simplicia en su casa de Paso Coronel, hasta que una “Balandra” que pasó los llevo a Tucupita. Cuentan que “Picho” prendada del pueblo y sobre todo de la gente le dijo a su marido:” Si algún día me tocara  vivir y criar a mis hijos en algún lugar, me encantaría que fuera aquí”. En Tucupita nacieron: Roseliano, Isaura, Alcides, Cruz y Wenceslao, estos  dos últimos murieron por causas naturales,  la situación económica de la familia era sumamente difícil por lo que deciden que “Chelao” se fuera al Zulia a probar suerte en la industria petrolera,  lo logró y la familia, esta vez mas numerosa, emprendió el viaje a Cabimas y Maracaibo, donde  permanecieron por varios años, allí nacieron Lenin, quien  murió poco tiempo después y Eudolina (Lola). Por razones que desconocemos, volvieron a Juan Griego, Margarita, y allí nació la última de la familia, Cruz María (Cucha).  Poco tiempo después a “Chelao” le ofrecen trabajo en la Creole Petroleum nuevamente, acepta y es enviado para felicidad de su mujer, a nuestra Güiria donde permanecieron el resto de sus vidas. Es bueno recordar que trabajó un tiempo en la industria y por cierto fue parte del primer sindicato petrolero de la zona, hasta que decidió renunciar y con su liquidación, le compro a un Señor de apellido Núñez el local de la conocidísima bodega que frente a la Capitanía de Puerto al final de la calle Valdez, manejo hasta su ancianidad y con la que mantuvo dignamente a su familia, el costo del local fue de Bs. 7000 y fue cancelado en 2 partes.

Alcides llega a Güiria con 12 años, lleno de preguntas e ilusiones, con sus hermanas y su hermano Roseliano, su mejor amigo y compañero, pero  el recibimiento fue que ambos contrajeron Tifus exantemático, epidemia que mató a mucha gente en el pueblo, por cierto que el paciente  no  moría por la enfermedad en si, sino porque era sometido a una estricta  dieta donde solo recibía jugo de naranja y la inanición terminaba por liquidarlo. Alcides estaba muy grave y Roseliano en las noches se escapaba del cuarto y escondido comía en la cocina y en ocasiones le llevaba a su hermano, gracias a lo cual, ambos lograron sobrevivir. Alcides trabajo como office boy en el telégrafo y luego en Creole, donde por su seriedad se le encargaron funciones mas importantes, aprendió mecanografía, redacción etc., que lo convirtieron en personal de confianza, tenia 14 años cuando comenzó a trabajar y estudiaba primaria básica en la escuela del Maestro Chicho Ruiz. Pero el inquieto Alcides no se quedo allí,  bien parecido,  tenia una voz de tenor que pronto se hizo conocida entre las muchachas y lo convirtieron en un galán de su época, hay una anécdota sobre el canto de Alcides y es que en una ocasión pasó por el pueblo, el Trío Vocal “Los García” y su director Diomedes García oyó cantar a Alcides y le propuso a “Chelao” llevarlo con ellos como voz del grupo, su papá aceptó, pero una enfurecida “Picho” se negó  y botó de la casa a los asustados músicos, que no regresaron. Además fue deportista destacado y excelente Primera base del equipo “Standard Caribe” de la Creole, donde destacó como bateador.

Entre tanto, Roseliano su hermano, excelente mecánico, se fue a Puerto La Cruz y allá se instalo y se caso, la protección que daba a su hermano menor cesó y Alcides tuvo que hacerse hombre y lo logró, ayudaba  a su mamá, quien cosía para ayudar a la familia y lo enviaba a comprar tela en uno de los almacenes  mas prósperos del pueblo, el de Don Antonio José Rodríguez, ”Popó”, que era atendido por su hija, fruto de su unión con Camila Figuera , Victoria una bellísima muchacha de ojos verdes cristalinos, que hechizaron a nuestro personaje nada mas conocerla. Fueron amigos por varios años y compañeros de canto en las veladas con las que el pueblo se divertía cada fin de semana bajo la dirección del maestro Rafael Cabrera, pianista Cubano, Victoria dueña de una hermosa voz y Alcides con la suya también acoplada a la de ella se hicieron inseparables y  la amistad derivó sin ningún esfuerzo en amor, una noche que estrenaban la zarzuela “Por un puñado de rosas”, donde Victoria hacia de “Rosario” y Alcides de “Pepe”, se le declaró y ella lo acepto sin reparos: Así las cosas, “Popó” Rodríguez, excelente músico y pianista también, recibió una noche a un asustado Alcides acompañado de “Chelao” que iban a pedir la mano de Victoria y el 3 de noviembre de 1945, ambos iniciaron una de las mas hermosas y honestas historias de amor que haya conocido y que durante 50 años los mantuvo enamorados y felices creando una hermosísima familia, de la que  afortunadamente formo parte.

Alcides y Victoria  comenzaron su vida juntos en una pequeña casa al lado de la de “Popó”, trabajando en Creole junto a su cuñado Enrique Rodríguez  Vanososte,  al año siguiente  Victoria se embaraza,  ambos estaban felices por ello pero una terrible noticia les llegó, Roseliano su hermano había muerto trágicamente en un lamentable  accidente  de trabajo, esto consterno a Alcides de tal manera, que me atrevo a decir que nunca logró superarlo totalmente. En marzo de 1947, nací yo en Caripito  y  me cuenta mamá, logro reponerse del golpe por la perdida de Roseliano.  Creole cierra las oficinas de Güiria y comienza  a trasladar a su personal a otras dependencias del país, asignan a Alcides a Caripito, pero este decide permanecer en la city  y no acepta. Entre tanto el Banco de Venezuela que tenia poco tiempo funcionando en la zona, trajo a un agente de apellido Carnevalli, quien duró poco  tiempo pero antes de irse recomendó a Alcides para sustituirlo en el cargo. El banco aceptó y allí comenzó una larga carrera, que lo llevó a trabajar primero en Güiria hasta comienzo de los 60 y luego en Mérida, Maracaibo y por ultimo en Valencia, donde obtuvo su jubilación aun muy joven, sus cargos siempre fueron a nivel gerencial  y su nombre aparece en el Libro de Oro del Banco, espacio reservado solo para sus pioneros.

Alcides y Victoria tuvieron 5 hijos, José Alcides , Roseliano, Wilfredo, Antonio y Liliana la única hembra que junto a Roseliano, nacieron en la city  mientras que Wilfredo nació en Caracas, Antonio en Mérida y yo en Caripito. Después de un tiempo a comienzos de los 50, construyeron su casa en la calle Valdez, donde vivieron hasta que la familia partió buscando nuevos horizontes a Mérida, en esa casa mi Padre construyó un anexo lateral, dónde  funcionó el Banco por muchos años.

Durante el tiempo que vivió en Güiria, tuvo un vida social intensa, recuerdo  la amistad, con las familias Bosch, Teríus, Fermín, Amundarain, Montero, Romero, Caballero, Pomenta y muchísimas mas, entre todos formaron un hermoso grupo que por cualquier motivo inventaban un paseo o un picnic a Guaraguarita, a Guaramas, pero sobre todo al mar, Caurantica, La Salina o simplemente la playa frente a Güiria, de una belleza espectacular y hoy desparecida al construir el puerto, a ese grupo se sumaban los militares y médicos que trabajaban temporalmente en el pueblo, recuerdo un grupo en particular formado por Juan Teríus, Eneas Fermín, Rey Osorio,  El bachiller Ramón Albornoz, Don Manuel Bosch, José Cortez y los Doctores Oscar Lobo, Fernando Carrera, Luis y Fabián Giuliani, Sergio Cedeño y otros, a ellos se unieron Edilio Hernández , Plazola, y otros militares, ingenieros, profesores como Jesús Guzmán y una persona increíble que fue el alma musical de todos ellos, Don Luis Mariano Rivera, nuestro famosísimo folklorista, compositor y músico genial quien era inspector del trabajo, de ese heterogéneo grupo surgió la idea del Club Social Guatapanare, siendo Alcides su primer Presidente y donde la sociedad Güireña disfrutó por muchos años, situado en la calle Concepción detrás del Cuartel, fue una época maravillosa y sobre todo  feliz!

Alcides, antes de partir a Mérida, debió soportar un rudo golpe, su madre “Picho”, muere y  esto lo sume en una profunda depresión, sin embargo debe sobreponerse y unos meses después sus amigos le hicieron una sentida despedida  que siempre recordaré, sobre todo una nota del maestro Luis Mariano que conservó siempre como un tesoro, que decía : “ Alcides, Gúiria sin ti, sin Victoria y sin tus muchachos, es como mi cuatro sin cuerdas… y mi Canchunchú sin flores”.

Vivimos en Mérida  2 años y  le tocó vencer la resistencia de los Merideños, introvertidos por naturaleza y al final cuando fue cambiado a Maracaibo, dejo una estela inmensa de amigos y se llevo con el a su último hijo, Antonio José, nacido allá. Lo mismo ocurrió con Maracaibo donde vivimos varios años y donde muchísima gente le brindó afecto y consideración, allá conseguimos una inmensa colonia Güireña con la que compartimos y varios familiares por su lado materno, tías y primas,.Debo decir que Papá amó al Zulia muchísimo, tanto que casi nos quedamos, pero el banco tenia otros planes y lo envió a Valencia dejándome a mi en Maracaibo estudiando Medicina  sin saber que permanecería 13 años y nunca mas volvería a vivir cerca de ellos.

Valencia merece un capitulo aparte en  su vida, allí vivió hasta su muerte, hizo su casa definitiva, crió a sus hijos, les vio hacerse profesionales, casarse y formar familia, allí terminó su relación con el Banco, institución que amó y le tocó dejar contra su voluntad, por una temprana jubilación que no deseaba, frisaba apenas los 50 años y tenia tanto que dar todavía que se inició en la carrera de Seguros con Panamerican de Venezuela y  cerró su carrera como Gerente de la compañía. “Chelao” murió en Güiria a mediados de los 70.

 Alcides Rafael Moreno Romero termina su ciclo vital en Valencia a los 72 años un 13 de Diciembre de 1995, una dolencia renal, contra la que batalló por varios años lo venció finalmente, justo a punto de celebrar la fiesta  de sus 50 años de vida matrimonial con su gran amor, Victoria María. Lo recuerdo como un hombre justo, bendecido por Dios con la virtud de perdonar, fue honesto  y nos sembró a cada uno la importancia de serlo, constante, persistente hasta la terquedad, minucioso, organizado y perfeccionista, pero sobre todo, leal, con sus afectos, con sus amigos, con sus principios, con sus creencias y definitivamente con Dios, fue un hombre creyente hasta su último aliento y eso para el era invalorable. Fue un preocupado y amoroso Padre y un abuelo consentidor y permisivo con sus nietos, rígido a la hora de disciplinarnos aunque cada regaño o castigo, escondía una lagrima y  una enseñanza y amó a Victoria cada día de su vida juntos, la consintió y la cuidó y jamás se separó de ella, fue un ser humano excepcional y valiente y un hombre bueno al que valdrá siempre la pena recordar!!

JOSE ALCIDES MORENO RODRIGUEZ

Agradecimiento a: Isaura Moreno Romero,  Lola Moreno de Mass, Victoria Rodríguez de Moreno y Wilfredo Moreno Rodríguez, quienes aportaron datos y recuerdos, sin los cuales, esta historia, no hubiese podido ser contada.

 

Toribio Dicurú


"Ayer, 12 de Enero, se celebró en la Inmaculada Concepción de Güiria, una misa para observar el 142 aniversario del fallecimiento de Toribio Dicurú, Capitán de Infanteria en el Ejército Libertador del General Simón Bolívar.
 
Toribio Dicurú, nació en la isla de Santa Lucía aproximadamente en el año 1779.  Era hijo de Sofía Dicurú, hermano de Juan Bautista, Calixta, y Natalia y viudo de Rosa Estacia Aceituno Gamboa y padre de María Salomé, Gabriel José, María Escolástica (casada con Mateo Azócar) y la última Fermina Narcisa.  Otros tres hijos de su unión conyugal fallecieron a temprana edad.
 
Acerca del Servicio Militar del Capitán Dicurú sabíamos por medio de la tradición oral de nuestra familia, y hemos comprobado por medio de documentos, su servicio militar y que fue herido defendiendo libertad y patria y quedó inválido a causa de sus heridas.  En 1843, el Secretario de Guerra y Marina envió al Congreso de Venezuela, la lista de los oficiales inválidos a los cuales se les asigna una pensión.  Entre esos oficiales estaban los nombres de los Generales Rafael Urdaneta, José María Carreño, Francisco de Paula Alcántara, Juan Pablo Ayala, Juan Manuel Olivares, y los Capitanes Toribio Dicurú y Juan Esteban Gurvilla y otros más.  El Capitán Gurvilla se menciona en esta porque también era uno de los militares de la zona de Oriente quien participó en la lucha de la Independencia y quien tiene descendientes en Güiria, así como otras ciudades de Oriente, é incluyendo otras ciudades de Venezuela y en el país de Francia.
 
Por medio del Testamento del Capitán Dicurú, también se verifica su servicio militar, su pensión de inválido y que el Libertador firmó documentos donde le otorga propiedad de terrenos como Haberes Militares, cuyos linderos empiezan por la zona de Soro y extendiéndose hacia Güiria.
 
Después de la Independencia, el Capitán Dicurú se dedicó a su hogar y a trabajar sus tierras que incluían trapiches de caña, la siembra de cacao, café, y otros productos agrícolas, vendiendo y arrendando parte de los terrenos cuando necesario.  También le regaló parte de los terrenos a su familia y dejó el resto como herencia para sus hijos, asi como propiedades en Manacal. Y en la cláusula 16 del Testamento, declara que "se tomen cien pesos sencillos para la edificación de un Templo en esta parroquia"  (en Soro).  En dicho Testamento deja sus espadas y pistolas que usó durante la guerra de Independencia a Gabriel José, su único hijo varón, para que "las use en mi nombre y como recuerdo de su padre, suplicándole haga de ellas un uso providente y honrado"
 
Su hija Fermina Narcisa contrajo matrimonio con Manuel Silva y tuvieron a Elvira (se casón con José las Mercedes Rojas), Agustina (se casó con Ramón Enrique Torréns Dellán, Capitán de Marina Mercante y de Guarda Costa) Casimiro (se casón con Clotilde Jiménez) Ernestina (se casó con Miguel Carry) y Manuel (se casó con una Señorita Pérez).
 
Los descendientes de Agustina crecieron oyendo la historia del Capitán Dicurú, que era un hombre valiente, leal a su nueva patria, inteligente, trabajador, honrado, generoso, y dedicado a su familia.  Decendientes Dicurú viven en Soro, Güiria, Yaguaraparo, Caracas, Trinidad, Estados Unidos de Norte América, Inglaterra, España y otros lugares.
 
Toribio Dicurú falleció en San Juan de Soro el 12 de Enero de 1869 y fué enterrado al día siguiente.  Su muerte es registrada en el Libro de Defunciones de Güiria, como sigue "En la Parroquia de Soro a los trece días del mes de Enero de mil ochocientos sesenta y nueve, yo, el infrascrito Cura Interino de Güiria, di sepultura Eclesiástica con oficio por mayor cantados, de entierro, misa y vigilia de cuerpo presente al adulto Toribio Dicurú, viudo de Rosa Estacia Aceituno, que murió ayer, como de noventa años de edad, recibio penitencia y extremaunción, de doi fé.  N. Marcial, Prebístero"
 
Que Dios bendiga su alma y que siempre sea recordado con orgullo por sus descendientes y por el pueblo venezolano".
 
Elena Rivier
Founder, Administrator/Author
Venezuela DNA Project

 

 

Los héroes anónimos

Los que vivimos en la provincia venezolana, siempre hemos sentido un gran respeto y admiración  por los maestros y médicos rurales.  Los médicos, visitan los caseríos con frecuencia semanal en la mayoría de los casos y lograron en un tiempo, junto con el personal de sanidad extinguir tuberculosis, viruela, paludismo, dengue, etc., que ahora están reapareciendo de manera alarmante, no solamente en los caseríos sino en todas las poblaciones.

Los maestros, se instalan a vivir en el caserío y se incorporan a la vida de sus alumnos y su familia, a su manera de vivir, a su manera de comer, a su escasa diversión, etc.

Esa fue la vida de Julio Amparan, desde que se graduó hasta que se jubiló.  El maestro Julio, nació en Santa Ana, en la isla de Margarita y allí de graduó de maestro, egresado de la Escuela Normal luego de 10 años de estudio: 6 de primaria y 4 de normal.

Cuando egresa, recibe junto con otros colegas, una oferta de servicios para el  Estado Sucre y esas brillantes generaciones de maestros margariteños inundan, afortunadamente, escuelas urbanas y rurales sucrenses.  Margarita no tenía la capacidad para absorberlos a todos.  Allí viene Julio Amparan y va a dedicar toda su vida profesional a la escuela primaria de Río Grande, el pequeño caserío situado en la Península de Paria al que había que llegarle en peñero a través del caño de su mismo nombre.  Una vez jubilado, el maestro julio se quedó en la City, viviendo en su casa situada en Nueva Guiria.  Amable, cordial, buen amigo.  Una de sus sabrosas recetas esta en la recopilación de la sección “Gastronomía” de guiria.com.ve.

Anoche, el maestro Julio nos abandonó, será sepultado mañana jueves 15

Indiscutiblemente, Julio Amparan forma parte de ese batallón de venezolanos que se entrega con alma, vida y corazón al servicio de sus conciudadanos, sólo teniendo como compensación, haber cumplido con su deber.

Sus alumnos, sus amigos y quienes conocían su trabajo, que son muchos, lo despedirán con el mayor de los afectos, pero lo conservarán en su corazón.

Guiria.com.ve

 

Recordando a Don Felix Villalba

Don Félix llegó a la City desde su pueblo natal, Carúpano y en la City se quedó para siempre.   Fundó “El Baratillo” en la calle Concepción, cuyo lema era “El medio menos”.   Don Félix, rompe con el esquema de los negocios tradicionales en la City, pues en aquellos tiempos que no había luz durante el día, compra un motor para producir electricidad y coloca en el techo del local unos parlantes, por medio de los cuales transmitía música durante todo el día.   Así que, esos esquemas de animación en los centros de negocios que se han descubierto hoy en día, Don Félix los hacía de manera rutinaria.  Alberto Teriús, escribió un artículo en el diario 2001, cuando Carlos Vives hizo la nueva versión de “La Gota Fría” y allí contó, que la primera vez que escuchó esa pieza musical fue a través de los parlantes de Don Félix, pero, el detalle es que el coro,  me lleva el  o me lo llevo yo, para que se acabe la vaina, provocaba un rebullicio de muchachos que corrían a “El Baratillo” para comprobar de cerca, si lo que estaban entendiendo era en verdad, lo que decía la pieza musical, pues en esos tiempos, la palabra vaina, se estimaba como grosera y no era normal escucharla en una pieza musical.  

Les estamos acompañando 3 piezas musicales de esos tiempos que Don Félix transmitía diariamente.

 

 

 

 

 

VISITACION LARA

Un Guireño en Caicara

Estimados amigos:
1. Para los que llegaron tarde, nos permitimos recordar que en Venezuela cuando no existían todos los medios de comunicación interpersonal que existen hoy (Internet, teléfonos, etc.), sólo existían las modalidades de correo, telegrama y radiograma.

2.En la City, se contaba con los tres.  El correo tuvo diversas sedes.  El telégrafo en la Calle Valdez y luego en la Bolívar.  Esa oficina transmitía las comunicaciones a través del cable telegráfico.   La radio telegrafía estaba ubicada en la Calle Turipiari, en una hermosa casa, que por mucho tiempo estuvo pintada de color fucsia y ahora de color blanco.  La radio telegrafía transmitía las comunicaciones vía radio.

3. La sede de la radio telegrafía, era al mismo tiempo,  el hogar del Director Principal de la oficina, nuestro querido Don Eneas Fermín.

4.Una de las características de las oficinas de telégrafo y radio telegrafía, era la rotación de su personal, y la verdad es que no se si era por petición de los funcionarios u obedecía a alguna orientación de la máxima dirección.

5. En una de esas rotaciones, llegó a la oficina de radio telegrafía, Visitación Lara y llegó para quedarse.  Jamás dejó de prestar sus servicios allí.  Cuando el telégrafo y la radio telegrafía se fundieron, continuó prestando sus servicios, hasta que fue jubilado.  Hizo una bonita familia y miles de amigos que siempre lo quisieron por su bondad, por su espíritu alegre, por su discreción, por su humildad, por su decencia, por su suavidad en el trato.  Guiria.com.ve en las diversas gráficas que sobre él publicó, se distingue una donde fue captado sin darse cuenta,  a las diez de la mañana de un sábado, en uno de los bancos de la Miguel López Alcalá, disfrutando pasivamente, de esa brisa suave y de ese cielo azul que sólo tiene la City.

6. Ayer, miércoles 17 de junio 2009, Don Visitación Lara nos dejó.   Estaba con la familia en Caracas.   Fue cremado.  Siempre estará acompañado del mejor recuerdo de un pueblo al que llegó para quedarse.

 

GREGORIO MIDERO

Gregorio Midero ha sido miembro de Greensboro Symphony desde 2001 y es profesor de violín / viola en St Mary's Music Academy en High Point, Carolina del Norte. Ha tomado clases magistrales de violín con Oliver Charlier, Albert Markov, Raimundas Butvila, José Francisco del Castillo, y Tibor Varga.

 

Midero estudió en la Academia de América Latina de Violin, así como el Conservatorio Simón Bolívar en Caracas. Continuó sus estudios de violín bajo la dirección de Luís Miguel González y Raimundas Butvila. Antes de llegar a los Estados Unidos, fue un activo músico de orquesta en Venezuela.

 

Nació en Güiria, Venezuela, en 1975, Midero comenzó a estudiar música a la edad de 8, y violín a la edad de 10 en la Joven Orquesta Nacional de Venezuela seccional: Güiria. A la edad de 12, actuó como solista con la Joven Orquesta Nacional de Güiria en el Teresa Carreño Centro de artes escénicas, ejecutando en el Violin, el Concerto L'estro Armonico N º 6 Op. 3 de Vivaldi.

 

A la edad de 17, Midero entró en la Orquesta Sinfonica Municipal de Caracas. Como solista, participó en I & II International Young Violinist Festivales Oriente, Antonio Vivaldi Orquesta de Cámara de viajes, y de la Orquesta Sinfonica Municipal de Caracas.

 

Midero ejecuta en una copia de Paganini "Cannon" violín Guarneri, realizado en 2001 por John Sipe de Charlotte, NC.

 

ALCIDES MAESTRE

Se cuenta entre los fundadores de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Güiria. Más tarde se traslada a Caracas para seguir sus estudios musicales y de Derecho. Estudia en el Conservatorio Simón Bolívar: violín , lenguaje musical, armonía, historia de la música, lutheria (construcción de instrumentos) y Dirección Orquestal. En esos años fue Músico de varias orquestas: Orquesta Simón Bolívar, Orquesta Sinfónica de la universidad Central de Venezuela, Orquesta de cámara del conservatorio Simón Bolívar, Orquesta Arcangelo Corelli , esta ultima dirigida por el maestro José Antonio Abreu.

 

Ha sido uno de los pilares fundamentales del movimiento sinfónico musical del estado Sucre. Ha fundado las siguientes Orquestas: Orquesta Sinfónica del Estado Sucre, Orquesta Sinfónica de Paria, Orquesta Juvenil de Carúpano, Orquesta de Cámara Antonio Vivaldi y la Paria Chamber Orchestra. Además de realizar un hermoso trabajo en la Fundación de la Orquesta Juvenil de Yaguaraparo y haber sido el Director Musical Encargado de la Orquesta Juvenil Rio Caribe. Como docente de Violín ha sido profesor de casi todas las orquestas del estado Sucre. En el ámbito Nacional el Maestro Maestre es conocido por sus excelentes trabajos sinfónicos y cuerdisticos con las Orquestas Sinfónicas de los Estado Monagas, Trujillo, Delta Amacuro, Cojedes, Apure, Distrito Metropolitano y Miranda, ya que desde el año 1990 tiene el cargo de Instructor Nacional Itinerante, en la FESNOJIV , por lo que le han encomendado numerosos trabajos en varios estados. Obtuvo su Diploma en Dirección Orquestal por el CIDEM (Consejo Interamericano de la Música , ente de la OEA , donde fue uno de los becarios seleccionados en representación de Venezuela donde participaron de 14 países Americanos. En el ámbito Internacional ha realizado Cursos de Dirección Orquestal en Canford School of Music en Inglaterra por dos oportunidades; Curso de Dirección Orquestal de Flaine en Francia; Curso de Violín de Salo, Brescia, Italia y estudio asimismo con el Maestro Francisco García Nieto, catedrático del Real Conservatorio Superior de Madrid, España por dos años en esa ciudad.

 

Ha realizado varias giras nacionales e internacionales, primero con la Orquesta de cámara Antonio Vivaldi, a nivel nacional en las principales salas de concierto del país, incluyendo el Teatro Teresa Carreño de Caracas; Y a nivel internacional a viajado con su orquesta por los países: México, Argentina, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Santa Lucia y San Vincent. En el año 2005 viajo con la Paria Chamber Orchestra a USA, donde participo con diez países americanos en el Encuentro de Orquestas Juveniles de Leesburg, Virginia y se presento dirigiendo el concierto solista de la noche en la Sala de las Américas, sede de la OEA ante todo el cuerpo diplomático acreditado en la ciudad de Washington.

 

Estudió en la universidad Santa Maria, de la cual egreso como Abogado; en el Instituto Universitario Ortega y Gasset, ente adscrito a la Universidad Complutense de Madrid realizó un Master en Relaciones Internacionales y recibió el Titulo de Altos Estudios (TEA) en el Doctorado de Economía y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid/ Asimismo posee una Maestría en Teología por el Instituto Bíblico Dios es Amor. Actualmente esta en proceso de presentar su proyecto de tesis doctoral y reside en la ciudad de Nantes, Francia donde perfecciona sus estudios del francés.

 

JUAN ORESTES TERIUS: LUCHADOR INCANSABLE

El 26 de octubre de 1916, Juana Anduze de Teriús, da a luz dos hijos. El primero de ellos, se llamará Pilades quien falleció un tiempo después y el segundo sobrevive, que es nuestro querido Dr. Juan Orestes Teriús Anduze.

 

Siendo muy joven, Juan Orestes pierde a su madre y queda bajo la protección de su abuela y de su hermana mayor: Nuncia Teriús de Bosch. Su padre está en la revolución; en la prisión; en la cámara de diputados; en el senado.

 

Su primera instrucción la recibe en Güiria de parte de la educadora Felicia Gil y del también célebre maestro Miguel López Alcalá. Posteriormente, su padre lo envía al conocidísimo Colegio de Carúpano que dirigía el bachiller Osio Pérez. Allí termina su primaria y cursa parte del bachillerato. Estamos hablando del tiempo en que entre Güiria y Carúpano no existía carretera y el joven Juan Orestes, transitaba entre las dos poblaciones a caballo, con un día de parada. El trayecto selvático de ese tiempo, lo enferma de paludismo.

 

Contrae matrimonio con Pastora Eugenia Figuera, hija de comerciantes, pianista y descendiente por línea materna del General José Francisco Bermudez Figuera. Corre el año de 1945 y Juan Orestes Teriús se desempeña como maestro en la Escuela Estadal de San Antonio del Golfo, su esposa está embarazada de su primer hijo, que va a nacer en Güiria y él, está cursando al mismo tiempo, la culminación de sus estudios de bachillerato, en Cumaná. El sistema era una especie de libre escolaridad, donde tenía que ir a Cumaná a presentar los exámenes.

 

Comienza y termina sus estudios universitarios en la Universidad de los Andes, en la Facultad de Odontología. Sus profesores le ofrecieron distintas oportunidades para el ejercicio de su profesión en la Ciudad de Mérida, las cuales rechaza, por su decisión de ejercer en la Güiria natal, donde está su esposa enfrentando las tareas del hogar. Abre su consultorio en Güiria. Primer problema, la población no dispone de luz eléctrica durante el día, en consecuencia, los esterilizadores, taladros, pulidoras odontológicas, etc., estarían inoperativas. Solución: José Luís Romero, tenía una planta ubicada a una cuadra de distancia, la cual, disponía de electricidad autónoma las 24 horas del día, para la fabricación del hielo. Por un pago mensual, José Luís Romero, extiende un cable transmisor de electricidad desde la planta hasta la clínica. Posteriormente, adquiere un motor y goza de autonomía para los trabajos. Durante ese tiempo, pasan los siguientes eventos:

 

•  Se construye el Hospital Gutiérrez Solís y se designa, a Juan Orestes, odontólogo de ese instituto, donde presta servicios gratuitos para la población, todos los días de 2 a 5 de la tarde.

•  Nace su segundo hijo, Alberto.

•  Forma parte de la Asamblea Legislativa del Estado.

•  Presta servicios al personal de la Iron Mine Company, en Puerto de Hierro.

•  Nace su tercer hijo, Carlos.

•  Forma parte de la Junta Electoral Distrital.

•  Es electo Presidente de la Junta de Carnaval.

•  Fallece su padre, el General Dionisio Teriús Potella.

•  Ejerce la docencia en el Liceo Miguel López Alcalá.

•  Presta sus servicios odontológicos a las comunidades indígenas al Delta del Orinoco.

•  Es electo Presidente de la Sociedad de Amigos de Güiria.

•  Es designado Director del IPASME.

•  Instala en la City una fábrica de mosaicos.

•  Recibe múltiples designaciones como orador de orden en la Municipalidad , aniversarios de instituciones y fiestas patrias etc.

 

En 1967, fallece Pastora Eugenia y Juan Orestes, queda solo al frente de la educación y sostenimiento de sus tres hijos, los cuales gradúa, los dos primeros de Abogado y el tercero de Farmaceuta. Veinte años después, casa con Romelia y procrea dos hijas, Durbys y Rossana, quienes obtienen títulos de Ingeniero y Abogado. Igualmente, acompaña en su crianza y educación a Manuel (médico), Arístides (arquitecto), Carmen (diseñadora) y Francisco (Piloto Comercial).

 

Nuestro biografiado, sin duda alguna, es un venezolano de excepción, como todos los de su tiempo, que tuvieron que luchar contra las endemias del país que teníamos, para en primer lugar, sobrevivir, y en su caso particular, educarse. No es fácil, tener la voluntad de a caballo, ir y volver a Carúpano a estudiar. Tampoco era fácil, cuando se abrieron las carreteras de tierra, salir de Güiria y dos días después llegar a Caracas, y luego, salir de Caracas y dos días después, llegar a Mérida. Esas dificultades tan terribles fueron las que empujaron la construcción del Aeropuerto de la City , donde pernoctaban normalmente tres aviones, que tenían cierta ocupación en invierno, pues las carreteras en esa estación, eran intransitables. Para que tengamos una idea, debemos recordar que en la maleta de los vehículos, habían juegos de cadenas, para colocarlos en las ruedas y era perfectamente normal, tardar una semana, entre Carúpano y Güiria, pues los diecisiete pasos de ríos, estaban crecidos.

 

Nuestro reseñado, forma parte de la logia masónica donde ha alcanzado la posicion de la más alta relevancia. Es trascendente su fama de agudo y profundo orador. Alucinante poeta. Maniático de la lectura. Insistente educador. Venerador del trabajo. Incansable amigo. Modesto en sus gustos. Amante del buen hablar, de la amabilidad y del bienestar de sus semejantes. Disciplinado y amoroso padre.

 

Le debemos un gran aplauso por su vida, una vida útil, una vida buena, un ejemplo a seguir.

 

Guiria.com.ve

 

 

 

Andrés Gutiérrez Solís
1899- 1952

Traumatólogo, nacido en Güiria. Se gradúa en la Universidad Central de Venezuela en 1918. Se radica en Francia, por motivos políticos y en París realiza especialización en Traumatología, que luego profundiza en EE.UU. Después del año 36, regresa a Venezuela y se radica en Caracas. Jefe de Traumatología del Servicio del Hospital Vargas. Escribió numerosos trabajos sobre su especialidad entre ellos una, “Estadística de 157 casos de cirugía ortopédica en el Servicio de Ortopedia del Hospital Vargas”. Trabajó con de Las Casas, y desarrolló la traumatología venezolana. Director del Servicio de Traumatología del Puesto de Socorro de Caracas, Junta Promotora del Centro Médico de Caracas, Segundo Director del Poliomielítico de Caracas. Elegido directamente para el Sillón XXII de Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina, no llegó a incorporarse.

Andrés Gutiérrez Solís, en representación de su padre el General Francisco Gutiérrez a bordo de la Goleta “Ponemah”, propiedad de la familia. Alcanza a “El Falke” en la Blanquilla , traspasan armas para los comprometidos en Güiria y Andrés se incorpora a la expedición que llegará y fracasará en Cumaná. El Falke se retira y llega a Trinidad y Andrés avisa a su padre de la derrota de la operación. El General Gutiérrez ordena a los guireños comprometidos, no iniciar acciones. La frase clave contenida en una carta, fue: “No comprar Gold Medal”.

El jefe civil y militar de Güiria en ese entonces, era el General andino de apellido Pacheco Torres, quien recibe la orden de detener a todos los que se presumían comprometidos en la asonada, que en realidad, era una cantidad importante. Se desata una persecución que se conoce con el nombre de “ La Pachequera ”. Se detienen decenas de personas. Muchas se dan a la fuga. Se ocupan con tropas las haciendas de los comprometidos.

Manuel Gutiérrez, es hermano del General Francisco Gutiérrez. Era el organizador en Güiria. Preparaba la llegada de los exiliados en Trinidad y respaldo de tropas para avanzar a Caracas. Las tropas del gobierno lo persiguen. Trata de cruzar la península a pie, acompañado de Rafael López para luego asilarse en Trinidad. Lo delatan y comenzando a subir las montañas de Guarama, lo emboscan y lo matan. Rafael López pudo escapar y vivió muchos años en Trinidad.

El General Francisco Gutiérrez murió al poco tiempo de estos sucesos, en Trinidad.

Luego de estos acontecimientos es cuando Andrés Gutiérrez, se va a Francia. El Hospital de la City lleva su nombre.

  • (Recopilación de la Profesora Rosa Bosch con la información de Nuncia Teriús de Bosch, testigo de estos hechos.)
  • Guiria.com.ve

 

JULIO CESAR CASAS

Julio Cesar Casas nació el 25 de mayo de de 1889 en Maracaibo y murió a las 3 de la tarde, el día 11 de agosto de 1983, en Güiria, a la edad de 94 años.

A los 12 años de edad empezó a prestar sus servicios en diversas embarcaciones: Transporte de Guerra Zamora, Crucero de Guerra Mariscal Sucre, Vapor Manzanares, Vapor Americano Carisco, Yate Sarita, Remolcador Mayorcito, Yate Creolita, Yate Carmen, Yate Estanocoven, Yate Caripiteño, Tanquero Nacional Maturinés, Tanquero Surinam, Tanquero Tamare, Tanquero Icotea, Tanquero La Salina , Tanquero Ulé, Tanquero Esso Avila, Tanquero Esso Orinoco y el Tanquero Esso Güiria.. Fue desde aceitero hasta Capitán, es decir, pasó por todos los cargos posibles para la operación de una nave y fue el primer Capitán venezolano a quien la Creole Petroleum Corporation le entregó el comando de sus naves, antes de él, esa tarea era confiada solamente a capitanes ingleses y americanos.

Ingresó a la Creole Petroleum Corporation en 1921 y trabajó allí hasta el día 29 de mayo de 1959, el Capitán Casas navegó con esa empresa por un período de 38 años, 28 días. Llega a Güiria transferido de Maracaibo, en el año 1930, en el Comando del Yate Creolita La City en ese tiempo, contó, no tenía hospital, no tenía acueducto, las calles eran de tierra, no había puerto, no había aeropuerto. Los principales edificios públicos eran el Cuartel, la Iglesia , la Policía y la Estación de Pilotaje.

En 1938, funda su primer equipo de Béisbol en la City que bautiza con el nombre de “ULE” en homenaje al buque petrolero que en ese momento conducía, allí se destacan Tomás Rodríguez Ordaz, Ángel Leo Báez, Luís Risquez, Celestino Mata, Pedro J. Caballero. Ese mismo año, construye un pequeño estadium que estaba ubicado detrás del actual mercado y que se bautiza con el nombre de Estadium Sucre, posteriormente, y mucho más reciente, en el terreno que ocupa actualmente el Grupo Escolar Manuel Isava, construye el primer estadium con gradas y techos y que se bautiza con el nombre de Julio César Casas, luego, el gobierno nacional construyó el estadium actual, ubicado en la Av. Miranda y la Municipalidad lo bautiza con el nombre de Julio Cesar Casas.

En 1937, conduciendo el Maturinés hacia los Estados Unidos es sorprendido por una gigantesca tormenta y abatido por un ataque de asma que le impide ponerse al frente del buque, que extraviado, corre el peligro de zozobrar, invoca a la Santísima Virgen del Carmen a quien le promete si los saca con bien, colocar su imagen en la iglesia del primer puerto venezolano donde arriben, y allí, celebrarle su fiesta anual, mientras viva.

Es así, como el capitán Casas adquiere en Nueva York la imagen de la Virgen del Carmen que está en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Güiria. Con la orden 12290, el día primero de abril de 1937, se hace el pedido y el día 9 de junio de 1937 se recibe en la tienda Bernardini Statuary Co., contra un pago de US$160,oo: “statue of our Lady of Mt. Carmel, tradicional colors, cristal eyes with two gold crowns.”.

Con estas festividades, es cuando aparecen en la City : a) Múltiples artefactos para diversión de los niños, entre ellos la cucaña y todos adquiridos por el Capitán Casas, b) Fuegos artificiales de colores, que ahora se utilizan en forma común, c) Las más impactantes orquestas de ese momento, tenían estas festividades como escenario., d) La movilización de guireños de toda Venezuela para esa ocasión, d) La procesión de la Virgen en su barco de madera tripulado por niños.

El barco de la Virgen , uno de sus marcados símbolos, merece que digamos lo siguiente: La Virgen ha tenido dos barcos, el primero fue construido en el año 1949 y estaba montado en una especie de plataforma que era cargada por los fieles. El segundo, el que se usa, fue construido en el año 1951, por carpinteros margariteños, especializados en embarcaciones, va montado sobre ruedas e impulsado por los fieles. Después de utilizado, se guarda bajo techo, se le retiran las velas y los demás aparejos que se pone a buen resguardo, para que conservados se vuelvan a utilizar con igual esplendor.

El capitán Casas no se queda allí, logra la instalación también a sus expensas, de un balneario que atiende alternadamente con su amigo Elviro Rauseo; con servicio de botes de paseo, duchas para uso de bañistas, etc. Con sus acciones, el capitán Casas logra estar presente cada día en las actividades de la población, en trabajo y recreación. Por su bondad, logra conquistar un espacio en el corazón de todos quienes le conocimos, y sin darse cuenta llega a tener, siempre en la comunidad, una actividad grata para lugareños y visitantes. Demuestra que muchas cosas sencillas, no por tales dejan de ser útiles y gratas.

Hoy, como sabemos, el capitán Casas no esta con nosotros, pero Betzaida, Carmen Cecilia, Juan de Jesús, Carmelo, Julito y Mario en compañía de la señora Cecilia, mantienen la tradición. Por supuesto, la City es diferente al 1937, pero las festividades de la Virgen se mantienen en el corazón guireño, igual que entonces.

 

Guiria.com.ve
Fuente: Juan de Jesús Casas, Alberto Teriús (Articulo publicado en el diario 2001 el 2 de junio de 1990 titulado Julio César Casas)

-------------------------------------------------------------------------------

JUAN BAUTISTA BIDEAU
Santa Lucía (Antillas Francesas) c.1780
Barcelona (Edo. Anzoátegui) 7-4-1817

 

Marino al servicio de la Independencia de Venezuela, que salvó a Simón Bolívar en las playas de Ocumare. Varios historiadores suelen escribir este apellido Bidot, Vidault, Videau, pero la verdadera y exacta grafía que él mismo usaba era Bideau. Mulato francés de la isla de Santa Lucía, era marino de profesión y poseía un taller de fabricación de botes en Trinidad donde residía antes de 1800. En 1811, pasó al servicio de los patriotas con su bergantín Botón de Rosa y tuvo destacada actuación en el combate naval del caño Macareo, en el Orinoco, al lado de Felipe Esteves, antes del desastre de Sorondo donde fue destruida la flotilla patriota el 25 de mayo de 1812. a raíz de la capitulación con Domingo de Monteverde, ayudó a muchos patriotas a emigrar a Trinidad donde se dedicó a organizar con Santiago Mariño la Expedición de Chacachacare que desembarcó en Güiria el 13 de enero de 1813. Firmó conjuntamente con Mariño todos los comunicados y cartas oficiales del “Gobierno Independiente de Güiria” del cual quedó encargado en ausencia de Mariño. Con este título realizó gestiones ante los gobernadores de Trinidad Monro y Ralph Woodford, para conseguir el apoyo del gabinete británico de Lord Bathurst a quien propuso un tratado de comercio y navegación. Atacado por las tropas realistas de José Tomás Boves y luego de Francisco Tomás Morales, convirtió a Güiria en un bastión inexpugnable. Bideau fue uno de los últimos jefes orientales en abandonar el territorio, el 16 de febrero de 1815, y antes de embarcase para Trinidad decretó la liberación de los esclavos, exhortándoles a retirarse a las montañas para continuar la lucha. De Trinidad, pasó a San Bartolomé y Saint Thomas y de allí se fue a los Cayos (Haití) a reunirse con el Libertador. Tomó parte en la primera expedición “haitiana” de Bolívar a quien poco después, salvó la vida en Ocumare de la Costa el 14 de julio de 1816. Nombrado por Luís Brión, comandante de la Marina de la zona comprendida entre Margarita y Güiria, acompañó al Libertador a su regreso a Haití a bordo de Indio Libre y organizó con Agustín Villeret la flotilla que tomó parte en la Expedición de Jacmel. Pereció en la defensa de la Casa Fuerte de Barcelona, tomada por las fuerzas de Juan Aldama, el 7 de abril de 1817.

Bibliografía: VARGAS, FRANCISCO ALEJANDRO. Capitán de navío Juan Bautista Bideau, el salvador del Libertador. Caracas. Editorial Venegráfica, 1970; VERNA, PAUL, Monsieur Bideau, el mulato francés que fue segundo organizador de la Expedición de Chacachacare, Caracas; Fundación John Boulton, 1968; Tres franceses en la historia de Venezuela, Caracas: Monte Ávila, 1973.

Fundación Polar.

 

BENITO LUCES: SEMBRADOR DE ESTRELLAS

Jorge Bulfone, Gerente de una empresa de servicios, llega a la oficina de José Teriús y empieza a contarle el problema de bateo que tiene uno de sus hijos, quien se perfilaba con gran futuro en el béisbol.

José Teriús es abogado y necesariamente tuvo que extrañarle la conversación, hasta que el señor Bulfone llegó donde quería, pues aseguraba que el entrenador que podía corregir el inconveniente, era el mismo que corrigió a Omar Vizquel, y ese entrenador le habían dicho, se encontraba en Güiria y se llama Benito Luces, Usted, es de Güiria. ¿Lo conoce?, preguntó Bulfone. Ayer se fue de mi oficina, pues estaba haciendo la recolecta de guantes, pelotas, bates y trofeos que hace con sus amigos para la liga infantil de Béisbol en Güiria. Fue la respuesta.

De allí en adelante, empezó otra exitosa etapa de Benito en Caracas, pues se vino a encargar de las tareas deportivas de la empresa en la Guaira y la tituló durante varios años, en todas las categorías. Cuando la empresa concluyó sus operaciones, Benito se fue a Güiria de nuevo.

El día 23 de diciembre de 2005 falleció. Había nacido el 22 de diciembre de 1932, tenía 73 años. Era hijo de Juana Evangelista Cabrera y Pablo Luces, a quien todos conocían como Pablito Luces, quien en su juventud se distinguió en el Boxeo en la liga de Trinidad, luego, en Güiria, vivió del transporte de copra hacia Caracas. Se casó con Luisa Josefina Guerra Cedeño y tuvieron a Luís Alberto, Miguel Benito, Luisa Virginia, Abraham Benito y Saúl José.

Benito ingresó a la fila de las leyendas orientales del béisbol amateur, junto con la Manca López , Leo Baez, Gordito Hernández, Nicolás Jaimes, etc., etc. Todos, habían comenzado en los stadiums sin tribunas, atestados de público de la raya blanca hacia atrás. Luego, pasaron a los poderosos MOP, Puerto Sucre, Vencemos, Puerto de Hierro etc., etc.

Guiria.com.ve., en la Sección “Así Somos”, le dedica desde su fundación, un espacio especial, como guireño trascendente, pues fue, el manager con más triunfos en las ligas AA, infantil y juvenil en Venezuela.

Los amigos que con el tiempo le ayudaban a obtener guantes, pelotas, bates y trofeos para los niños, han sido los mismos que también de niños, iban al stadium a verlo jugar y desde entonces, le han admirado, querido y con tristeza, despedido.


OCTAVIO ADOLFO GARCIA MARTINEZ

Nace en La Guaira el 14 de julio de 1901, de padre holandés y madre guaireña. Es el tercero de cuatros hermanos: Carlos Bautista, Rosa, Octavio y Esther. Llega al estado Bolívar, donde desarrolla actividades políticas al lado de José Manuel Siso Martínez y otros fundadores del partido Acción Democrática, conformando un grupo de entusiastas soñadores.

Con el correr del tiempo, se diversifican las inquietudes. Unos se orientan hacia las manifestaciones teatrales, escribiendo y representando obras en forma autodidacta. Allí coinciden también García y Siso. En una oportunidad en la que ambos se encuentran instalando el escenario para una presentación, García, fungiendo de carpintero, le lastima un dedo de la mano a Siso. Entre tantas aventuras y desventuras, sería este incidente quizás el más lamentable, contaría después el guaireño.

Pero mientras Siso Martínez sigue finalmente la vía académica y política, y otros jóvenes del grupo llegan a cosechar éxitos profesionales en el campo teatral, hasta formar parte, incluso, del elenco de novelas de Radio Rumbos y Radio Continente, Octavio García, después de abandonar por razones políticas el cargo de interventor de la aduana marítima de Ciudad Bolívar, se inclina por el mundo circense, aprovechando su extraordinaria habilidad para desentrañar los secretos de los magos y producir sus propios actos de prestidigitación. Con esa motivación, crea un circo y recorre exitosamente Tucupita, San Félix, Barrancas, Upata, San Salvador, El Palmar y otros pueblos de los estados Bolívar y Monagas. Es, en adelante, el Gran García o el Maestro García, como se le conocerá con verdadero respeto y admiración.

Entre sus actos para la época, está el de reponerle la cabeza a un cuerpo humano decapitado. Tan convincente resulta el truco, que da origen a una anécdota muy peculiar. El caso es que cierto día unos policías de Upata le ordenan a García que haga lo mismo con el cuerpo de una mujer decapitada por el marido pero en la vida real. Como el renombrado mago se niega, el propio prefecto va a buscarlo, amenazando con apresarlo si no cumple con el mandato policial. Para salir airoso de esta embarazosa situación, el Gran García se ve obligado a confiarle a la autoridad los secretos de su magia.

En Ciudad Bolívar, García forma pareja con María Figuera Romero. De esa unión, que dura poco tiempo, nacen los morochos Alicia y Héctor Octavio (1936). Posteriormente, en una de sus presentaciones en la ciudad de Upata, en el año 1947, conoce y une su vida sentimental a María de Las Nieves Odreman Silva, quien, una vez incorporada al elenco del circo, adopta el nombre de Gladys. Allí, en Upata, procrean a Octavio Adolfo (1949).

Contratado por el capitán Julio Casas para actuar en las festividades en honor a la Virgen del Carmen, llega el Gran García a Güiria en 1951, junto a su mujer y su pequeño hijo, que ya forma parte del elenco. Pernoctan en el cine Luna, propiedad del señor Tortosa, frente a la plaza Bolívar (actualmente lugar que ocupa la ferretería de Rogelio Palís). En este mismo sitio se realizan sus presentaciones. Los actos y números más aplaudidos son La Caja de las Espadas, La Flor Gitana , La Guillotina , La Mujer en el Aire, El Baúl, La Mujer Araña , Las Palomas y Los Pañuelos, entre otros. La Mujer en el Aire la protagoniza Gladys estando embarazada. En otro acto, ella se introduce en un baúl, reaparece entre el público y sorpresivamente el hijo sale del baúl. El número de La Mujer Araña da motivo para que los hijos de la pareja se ganen el sobrenombre de arañitas, en un pueblo donde no resultan extraños los apodos.

Durante mucho tiempo el Gran García continúa sus actuaciones en Yoco, Irapa, Campo Claro y otras poblaciones aledañas. Al cabo de cinco años, deja el cine Luna como residencia y se muda a la calle Vigirima, frente al estudio fotográfico de Dolores Borrego. Muchos empresarios lo buscan para contratarlo; entre ellos, el Circo de Sancocho, integrado por trapecistas y malabaristas y por el afamado Agustín, cuya especialidad tiene que ver con unas culebras colocadas en una urna. García rehúsa las ofertas, pues prefiere mantenerse independiente.

La familia crece con el nacimiento de Sonia (1951), Nancy (1953), Luis (1954), Carlos (1956) y Rosa (1964), pero los momentos de alegría y satisfacción comienzan a decaer debido a quebrantos de salud que poco a poco van mermando el ánimo del mago. Sin embargo, la voluntad le da fuerzas suficientes para trabajar en el aeropuerto de la localidad, donde llegan las líneas Taca, Avensa y Aeropostal en los tiempos de crecimiento económico de la península de Paria. Lamentablemente, una vez eliminadas las rutas, es motivo de preocupación volver al estado de inactividad laboral. Es la hora de pintar letreros, vallas, avisos, viviendas… Se puede decir que García es, en la zona, el precursor del juego de loterías. Con su característico diseño y pintura de cartones y fichas, resulta muy difícil encontrar dos piezas iguales entre tantas que pintó. Hoy en día existen muestras de su creatividad cuyos propietarios prefieren retocar con el fin de preservar los diseños originales.

Tal vez como consecuencia del aceite, los gases emanados de las pinturas, así como de otros agentes químicos, los pulmones del Gran García comienzan a deteriorarse. Esto redunda en detrimento de su calidad de vida y de su rendimiento físico, pero no impide que mantenga siempre una línea recta caracterizada por la honradez y la fidelidad ante su grupo familiar y su círculo de clientes y amigos, entre quienes se encuentran los más connotados miembros de la élite social de la localidad, muchos de ellos pertenecientes a la comunidad árabe.

Su hija Alicia le facilita el traslado a Caracas, donde es operado exitosamente. Allí tiene oportunidad de rehacer su vida para luego llevar también a su familia, pero es más fuerte el apego a su amada Güiria y decide regresar para continuar asentado en la tierra que lo acogió. En vano insisten en invitarlo, desde la capital, los viejos amigos que prosperaron en el mundo de la política.

Continúa entonces cargando su escalera como si fuera una cruz. Le fascina ir al abasto de Carlos Rojas y tomarse un refresco congelado, sin importarle las advertencias de los amigos cuando le recuerdan su crónica enfermedad. Igual le agrada saborear, después de jugar dominó, la deliciosa chicha que vende Madrid frente a la plaza.

Nuevamente es trasladado, pero esta vez a Valencia, el 12 de julio de 1973. En el hospital González Plaza le diagnostican cáncer pulmonar. Es muy tarde para responder al tratamiento. Después de una dolorosa convalecencia, muere el 29 de junio del mismo año, a los 72 años de edad. Sus restos no pueden ser llevados a Güiria como él hubiera deseado. En Valencia, hace su postrer viaje al lecho tenebroso de lo desconocido, con una pobre concurrencia de sólo algunos de sus hijos (los demás no llegaron a tiempo), sin amistades y conocidos que lo despidieran como en verdad se merecía.

Había vivido activamente en la capital del distrito Valdez durante 22 años. A pesar de haber escrito numerosas obras de teatro, operetas y otros estilos, entre las que se cuenta La Tía Postiza , obra cómica, lamentablemente todas se extraviaron. Cuando Agustín, el encantador de culebras, fue a Güiria con intención de comprar el material de trabajo del difunto García, era demasiado tarde: todo se había esfumado como por arte de magia.

 

Octavio Adolfo García, hijo.

Revisión: J.A.O.B.
25 de septiembre de 2005

-------------------------------------------------------------------------------

“Playas doradas de Paria, refugio seguro del navegante perdido en las borrascas del golfo; camino blando para el campesino que vende sus cosechas por las rancherías de la costa (Marejada).”

GUSTAVO DIAZ SOLIS

Nacido en Güiria el 2 de febrero de 1920. Segundo hijo de Rafael Díaz Fermín y Dolores Solís de Díaz Fermín, propietarios durante mucho tiempo de la hermosísima e histórica finca guireña llamada “Mi Alquería”, conocida por todos como Caurantica.

“En 1938, a los dieciocho de nacido, Gustavo Díaz Solís publicó su primer cuento en la revista caraqueña Elite. Daba comienzo así a una carrera que se ha consagrado exclusivamente a este género.

En 1940 Díaz Solís dio a la estampa su primer libro. Al que tituló Marejada. Siguió Llueve sobre el mar, publicado en 1943, volumen que lo consagró temprano como uno de los mejores y más auténticos cuentistas de las nuevas generaciones venezolanas. Transcurrieron luego siete años antes de que publicara, en 1950, sus Cuentos de dos tiempos, integrados por ocho relatos.

La fama literaria la ganó Díaz Solís en gallarda lid, cuando apenas frisaba en los veinte y dos años. Ocurrió entonces que el semanario humorístico-político “Fantoches” abrió su segundo concurso de cuentos y nombró un respetable Jurado, constituido por Rómulo Gallegos, José Nucete –Sardi, Juan Oropeza, Julio Ramos y Pascual Venegas Filardo. Entre los trabajos concurrentes hubo uno que llamó de inmediato la atención del Jurado, y que se constituyó en el elegido para el primer premio.

Por el dominio del estilo, lo bien conformado de sus personajes y la urdidumbre de la trama, imaginaron algunos que su autor no podía ser otro que Arturo Uslar-Pietri o Guillermo Meneses, es decir, dos de los cuentistas venezolanos que gozaba de mayor prestigio en aquellos momentos. El cuento se titulaba Llueve sobre el mar, y estaba firmado con el seudónimo de “Costeño”. Abierto el sobre, su autor resultó ser, para sorpresa de todos, un joven apenas conocido, quien triunfaba rotundamente entre noventa y dos concursantes, entre los cuales había firmas de la calidad de Guillermo Meneses, Arturo Croce, Manuel Rodríguez Cárdenas, Valmore Rodríguez, Raúl Valera. A la publicación del Veredicto que le otorgaba a Gustavo Díaz Solís el premio “Leoncio Martínez”, primero de aquel concurso, siguieron numerosas notas de prensa y algunas entrevistas. Y el joven vencedor pasó de la noche a la mañana a ocupar un sitio de importancia, y por ello mismo de responsabilidad, dentro de la cuentística venezolana. Sitio que, justo es reconocerlo, ha conservado hasta el presente.”

 

“Cualquier aproximación a Gustavo Díaz Solís, anota acertadamente José Balza, en el prólogo de Cuentos Escogidos, debe comenzar necesariamente por ubicar su sensibilidad verbal: un lenguaje oral, discreto, nítido, anuncia la imagen de otra correspondencia: la de su escritura. Porque esa misma concisión oral adquiere un matiz turbador cuando se vuelve textura de un cuento; entonces la exactitud delata su múltiple poder: inesperadas conexiones, variaciones secretas en el enlace de las palabras”.

 

Marejada ; Llueve sobre el mar; Ophidia; Arco Secreto; El mosaiquito verde; Cuento Gris; el niño y el mar; Morichal; Aguamarina; Puente; Tambores; La efigie; Hechizo; Crótalo; El Cocuyo; Entre sombras; Todo esto antes era agua; Velando pensamientos desatados; están dentro de sus cuentos más conocidos.

 

Jaibas; el agua salobre del golfo; José Calalú; José Kalasan; la tumba de coco; la salina; bañarse en la poza; Cangrejo Moro; Simangal; Cuaimeo; Cacaotal; etc., están presentes a lo largo de sus cuentos.

 

“Concluyó estudios de bachillerato en el Liceo “Andrés Bello” de Caracas. Se graduó de Doctor en Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela. Dentro de la Administración pública, Díaz Solís ha desempeñado, entre otros, los siguientes cargos: Consultor Jurídico del Ministerio de Educación; Director de la Escuela de Periodismo (U.C.V.); Director de Gabinete del Ministerio de Educación; Encargado del Ministerio de Educación, por ausencia del titular; Director –fundador de la Oficina de Planeamiento Integral de la Educación ; Miembro de la Delegación de Venezuela a la X Reunión de la Asamblea General de la UNESCO ; Representante del Profesorado (por elección) en el Consejo de la Facultad de Humanidades y educación, U.C.V.; es elegido presidente del Colegio de Profesores de Venezuela para el período 1955-1956; recibe la Orden Andrés Bello; intensa actividad universitaria en la cátedra de Literatura Inglesa y Norteamericana de la Escuela de Letras de la U.C .V., en el Consejo de la Facultad de Humanidades y Educación y en la Asociación de Profesores; traduce y presenta seis poemas de Robert Frost, que la UCV publica en homenaje a la memoria del poeta. Traduce la gran Elegía de Walt Whitman a Lincoln, publicada en <<Papel Literario>> de El Nacional el 18 de mayo de 1965.; Se encarga de la Dirección de la Escuela de Letras de la UCV por solicitud de los estudiantes en el período post-Renovación.; Es director de la Escuela de Letras de la UCV. Defiende , por la prensa y en el tribunal, la libertad de creación literaria, con motivo del juicio a Salvador Garmendia por el cuento <<El inquieto anacobero>>. Por elección del claustro universitario es secretario de la Universidad Central de Venezuela para el período 1976-1980.; Recibe de la UCV la Orden <<José María Vargas>> (en primera clase).; El rector Miguel Layrisse lo nombra Orador de Orden para el acto académico solemne de imposición de la Orden <<Vargas>> a un grupo de profesores de la misma Universidad. Se jubila del Instituto Pedagógico. Recibe ascenso en la Orden <<Andrés Bello>>; Es candidato a rector de la Universidad Central de Venezuela. Cumplido su mandato como Secretario, recibe la jubilación a los sesenta años de edad.; Es elegido miembro del Consejo General de la Casa de Bello.; Aparece en Monte Ávila Editores su traducción de Cuatro -Cuartetos, de T.S. Eliot. Prepara y prologa una selección de cuentos de Horacio Quiroga que publica la Biblioteca Ayacucho en su colección Claves de América; La Escuela de Letras del Universidad Central le rinde un homenaje en el que participan, con discursos alusivos, las autoridades académicas del Rectorado, de la Facultad de Humanidades y de la propia Escuela. Se publica un folleto conmemorativo del acto y, en las Jornadas de Investigación que se celebran durante una semana, se leen y discuten, entre otras, tres ponencias interpretativas de sus cuentos; la Casa de Bello publica su traducción al castellano del libro Bello And Bolívar. Poettry and Politics in the Spanish American Revolution, del escritor chileno Antonio Cussen, editado por Cambridge University Press en 1992. Se le confiere el Premio Nacional de Literatura. El jurado lo forman Pedro Beroes, Víctor Bravo, Alexis Márquez Rodríguez, Francisco Pérez Perdomo y Oscar Rodríguez Ortiz.”

Fuentes:

Oscar Zambrano Urdaneta

José Balza

Monte Avila Editores

Guiria.com.ve

-------------------------------------------------------------------------------

DOLORES BORREGO CEDEÑO 

Era la primera década del siglo XX. Algunos poblados de Venezuela servían de refugio acogedor y seguro –al menos en apariencia- para quienes aspiraran vivir al margen del estado de tensión característico de un país convulsionado. Quizás con esa motivación optó Rafael Borrego por quedarse definitivamente en Río de Güiria después de haber resultado herido en un enfrentamiento, cumpliendo funciones como soldado de la República.

Con el correr de los años, y habiendo fijado residencia en una humilde vivienda ubicada entre la hacienda San Javier –de la familia Amudarain- y el caserío Guaraguara, Borrego se unió a una joven del lugar, Sandalia Cedeño, con quien tuvo ocho hijos: María, Lisandro, Dolores, Ramón, Ligia, Lelia, Jesús y Manuel. Dolores nació el 29 de diciembre de 1916. 

A la trágica y paradójica muerte de Borrego, vilmente asesinado en el año 1934, sobrevino el traslado de Sandalia Cedeño y sus hijos a Güiria, para emigrar muy pronto hacia los estados Anzoátegui y Monagas. De toda la familia, sólo Dolores permaneció en Güiria, donde fijó residencia definitiva en el año 1943. Allí trajo al mundo a Eva Margarita (hoy de Tuman), Olga María (hoy de Bellizi), Diógenes, Jesús Alfredo, Rosa Elina (hoy de Noroño) e Isaura Carolina (hoy de López), fruto de su relación con Isidro Vicente Orea Hernández (+ 1967), joyero y fotógrafo de oficio, quien en 1951 abandona por siempre pueblo y familia y se traslada a Caracas en busca de nuevos horizontes. 

Hábil y oportunamente, Dolores aprendió de Isidro el arte de la fotografía. Fue así como pudo ejercer el oficio durante veinticinco años, algo excepcional para la época, tratándose de una actividad consagrada por excelencia al hombre. En este sentido, implícitamente fue también pionera, sin saberlo, en la lucha que ha librado la mujer en defensa de su derecho a ocupar espacios profesionales y lograr su independencia económica. 

Frente a sus cámaras posaron innumerables lugareños, cuyos rostros es posible recrear hoy día en muchos hogares de la localidad extrayéndolos del álbum familiar o extendiendo la mirada hacia algún rincón de la casa para hallarlos incólumes con toda su carga anecdótica y sus señoriales matices en blanco y negro. Dolores fungió incluso de “reportera gráfica” captando con su lente desde difuntos en capilla ardiente, hasta -obedeciendo órdenes oficiales- el cadáver de un hombre arrojado a la playa de Cerro Castillo por las impetuosas olas del golfo. La desagradable impresión que cierta vez le causó la imagen de un niño muerto, y, en otra ocasión, la vana insistencia de unos clientes en desviar el recorrido de un entierro para que ella retratara al difunto en el propio estudio, colmaron su temple para dedicarse a esta faceta de su actividad laboral.

Pero, por suerte, fueron más los motivos de satisfacción. Por ejemplo, gracias a su desempeño en el arte fotográfico, pudo Dolores asumir holgadamente la manutención y escolarización de sus hijos. Por cierto que, a la par, supo también inculcarles la sensibilidad artística, que ha sido en ella atributo constante. En efecto, su residencia de la calle Vigirima fue escenario de muchísimas tertulias familiares en las que la viva presencia del arte se manifestó al compás del canto, el cuatro, la guitarra y las maracas, así como al ritmo octosílabo de las ocurrentes poesías de Juan Cris, declamadas por él en amigable “contrapunteo” con Dolores, quien solía recitar de memoria –y aún recuerda- la Oración por todos, de Andrés Bello, entre otras obras poéticas. Animaron el ambiente, bien con su talento artístico, bien con sus palabras de estímulo, bien con su presencia, visitantes consuetudinarios como Abundio López, el negro López, Chuchú Marval, Elvira Ducharne… y, desde luego, algunos vecinos que supieron valorar el encomiable esfuerzo de crear arte en unas circunstancias y en una época en las que la cultura popular era como el eco de un grito lastimero en el desierto, al tiempo que las autoridades gubernamentales se ufanaban de colocar alambradas y torniquetes en la plaza Bolívar para evitar el paso de los burros. 

En las postrimerías de los años 50, la caída de la dictadura perezjimenista dio al traste con las expectativas de un pueblo a punto de convertirse en emporio turístico y económico de gran relevancia con la pronta inauguración de un aeropuerto internacional. Truncadas las esperanzas de los habitantes –hay quienes dicen que aprovechando las recién construidas vías de penetración-, comenzó el éxodo hacia distintas regiones del país, principalmente hacia el estado Bolívar.

Luego de haber realizado un arduo periplo que incluyó Carúpano, Cumaná y Caracas, y ya en una etapa de más tranquilidad y sosiego, Dolores, siempre inclinada hacia las letras y sobreponiéndose admirablemente a las limitaciones derivadas de una formación escolar nunca recibida, ha escrito una serie de coplas para plasmar en ellas, con la sencillez del verso popular, sus reminiscencias sobre personajes, vicisitudes, vocablos y otras peculiaridades de su patria chica. Una recopilación inicial de su obra fue publicada en la revista dominical Estampas Turísticas, del diario El Universal, el 14 de agosto de 1977, con glosas de Jesús Orea Borrego y gráficas de Octavio García, bajo un título que todo lo resume: Güiria. Extractos de este material fueron recogidos en el semanario Venezuela Ahora, del Ministerio de Información y Turismo, el 19 de diciembre del mismo año, y en el diario cumanés Siglo 21, el 18 de marzo de 1978. En fecha posterior, el texto publicado en Estampas Turísticas fue también difundido íntegramente, a manera de guión, en uno de los programas radiales de la serie Aire Oriental, a cargo de Porfirio Torres. 

A sus 88 años, Dolores Borrego Cedeño reside en Maracay, estado Aragua, y le complace sobremanera rememorar casi cinco décadas de vivencias, protagonismo y testimonio histórico frente al Golfo de Paria. 

J.A.O.B.

3 de febrero de 2005

-------------------------------------------------------------------------------

DIONISIO TERIÚS POTELLÁ 

Los franceses en América tuvieron colonias en lo que hoy es parte de Los Estados Unidos, Martinica, Guadalupe, etc. y Haití. Con la sublevación de los nativos en Haití, los franceses tomaron diversos rumbos. Inmediatamente, todos se refugiaron en República Dominicana, de allí, se dirigían a las otras colonias, unos a Nueva Orleans, otros a Martinica, otros a Guadalupe y otros a la Guayana Francesa , allá fueron a parar los esposos Teriús Lacourt, quienes, al poco tiempo sufren la pérdida del jefe de la familia. La señora Lacourt viuda de Teriús, es amparada por su hermano mayor quien vive en Venezuela, en el Estado Sucre, en la población de Punta de Piedras y allá, es donde se instala con el joven Elois Teriús Lacourt quien con el tiempo será el único heredero de su madre y de su tío y tendrá un hijo que se llamará Dionisio. 

En Guadalupe, vive un ex estudiante del seminario de París, que ahora es un comerciante que hace negocios con Europa y con el puerto venezolano de Güiria. Éste comerciante de apellido Potella, se casa en Guadalupe con la señora Guillant, y procrean una hija que le dieron por nombre Teresa, quien emigra junto con su familia a Venezuela y hereda a su tía Esther quien había llegado a Güiria emigrando de Martinica e introduciendo un tipo de cambures que sólo allí se conoce con el nombre de cambur Esther. Teresa Potella Guillant, se casará con Elois Teriús Lacourt, y será la madre de Dionisio, quien nace el 4 de abril de 1877. 

Dionisio hizo sus estudios primarios en Yoco y su bachillerato en Margarita, se va a Caracas y comienza sus estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela, los que abandonará para incorporarse a la lucha contra Cipriano Castro. 

La costa de Paria es el hervidero de la revuelta y Güiria es el centro,. El Gobierno la combate intensamente. Trinidad es el aliviadero. Dionisio Teriús forma parte del pacto militar de los líderes orientales contra Cipriano Castro (Ramón J. Velásquez,: Caída de Liberalismo Amarillo),

Estalla la guerra, ganan en El Pilar, ganan en Carúpano y con una serie de triunfos desembocan en la batalla de La Victoria, donde el gobierno de Cipriano Castro después del enfrentamiento de 25.000 hombres durante quince días, sale vencedor. Se resguardan en Ciudad Bolívar, donde todos los jefes orientales caen detenidos. Dionisio Teriús es llevado al Castillo de Puerto Cabello y de allí, al de Maracaibo (José Rafael Pocaterra: Memorias de un venezolano en la decadencia). 

Sobrevive a sus compañeros de grillos en la prisión, a un atentado en Porlamar y otro en Güiria. 

Orador de primera; dirige un diario en Carúpano; miembro y Presidente de la Asamblea Legislativa del Estado Sucre; Secretario de Gobierno del Estado Nueva Esparta; Diputado y Senador del Congreso Nacional. En la masonería alcanzó el grado 33 y en su carrera militar el de General.

Casó con Juanita Anduze y tuvo como descendientes: Alberto, Dionisio, Nuncia, Benedícta, Adela, Juán Orestes, Lea, Teresa, Jesús Eloy, Josefina, Gustavo, Graciela, Lourdes, Humberto, Maura, Orlando y Odila. 

in bienes de fortuna y rodeado del afecto de familiares y amigos, murió en Güiria en noviembre de 1952. 

RB

-------------------------------------------------------------------------------

MANUEL BOSCH CARET 

En Cataluña, en el pueblo de Mas Nou, nació quien luego sería el Capitán de Altura, Joan Bosch, el Capitán Bosch quien se convirtió en dueño de la Goleta Juán y el bergantin El Rengo, estableció para sus naves la ruta, Güiria, Santo Domingo, Cuba, Barcelona de España Trinidad, Güiria. De Güiria, transportaba para Europa, café y cacao y de Europa, traía vinos, aceitunas, alcaparras, bacalao.

Las naves al llegar a Güiria fondeaban mar afuera, y la mercancía se descargaba en embarcaciones más pequeñas que penetraban por la boca del Guatapanare, subían por el río, hasta llegar al desembarcadero que estaba ubicado en el Tamarindo, al final de la calle Concepción. El Capitán Joan Bosch, con el tiempo adquirió propiedades en Güiria y un día, decidió dejar la navegación y dedicarse a la agricultura. Al mismo tiempo, contrae matrimonio con la guireña Rosa Antonia Caret. 

Joan y Rosa Antonia procrearon tres hijos : Manuel, Delmiro y Rosita. Manuel, hizo sus estudios primarios en Trinidad, regresa a Güiria y se marcha al Zulia, específicamente a San Lorenzo a trabajar en la industria petrolera. A la muerte de su padre, pasa a ocupar las obligaciones de éste al frente de las fincas para lo cual, se establece definitivamente en Güiria y contrae matrimonio con Nuncia Teriús Anduze y procrean dos hijas: Rosa y Gladys. 

Posteriormente, Manuel incursiona con éxito en el comercio, estableciendo para su tiempo el más importante negocio de ferretería. La bondad, la prudencia, la disciplina y la amabilidad, le acompañaron siempre. 

Nació en Güiria en 1894 y murió en Caracas el 19 de junio de 1961 

RB

-------------------------------------------------------------------------------

Pedro Ducharne

Puerto España (Trinidad) 1837

Inmediaciones de Güiria 14.1.1875

Caudillo militar. Representante del conservatismo en el oriente del país (1859-1875). Hijo de Pedro Ducharne, natural de Francia y de Margarita Aceituno, oriunda de Güiria. Recibe parte de su educación en el colegio San Jorge de Puerto España. Cursa estudios de derecho, sin llegar a concluirlos, en la Universidad de Caracas, donde es condiscípulo del futuro general Antonio Guzmán Blanco. A la muerte de su padre, entra a administrar las propiedades de su familia en Güiria, convirtiéndose en uno de los principales caudillos del oriente venezolano. Toma las armas durante la Guerra Federal a favor del bando centralista y se destaca en los combates con el jefe federalista José Eusebio Acosta (1861-1862). Apoya la Revolución Azul (1868-1870) y se enfrenta a la Revolución Liberal acaudillada por Guzmán Blanco (febrero - abril 1870), particularmente en el combate de Irapa (21.9.1970) librado contra las fuerzas expedicionarias del general José Loreto Arismendi, quien muere en la acción. Obligado a retirarse a la isla de Margarita, Ducharne logra reorganizar sus tropas y mantiene actividades de guerrilla en la costa de Paria, ataca a Carúpano (junio 1871) e invade a Ciudad Bolívar (septiembre 1871). Enemigo declarado de Guzmán Blanco, se une al levantamiento, promovido en el oriente, por el general José Ignacio Pulido (fines de 1874); derrotada la insurrección, es víctima de una delación, capturado y asesinado en las inmediaciones de Güiria, aparentemente por orden del propio Guzmán Blanco. Tuvo dos hijos que también tienen un espacio histórico en Venezuela, por su liderazgo militar Horacio y Pedro Ducharne.

Fuente: Diccionario de Historia de Venezuela Fundación Polar

-------------------------------------------------------------------------------

HORACIO DUCHARNE

Güiria c.1865 - Maturín 20.8.1915

Caudillo militar. Opositor a las dictaduras de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez. Hijo de Pedro Ducharne Aceituno y Carmen Barrios. Educado en la isla de Trinidad, inicia su carrera militar en los combates de la Revolución Libertadora contra el gobierno del presidente Cipriano Castro (1901-1903). Invade las costas orientales de Venezuela desde Trinidad (octubre y diciembre de 1901). Capturado, es encarcelado en el castillo Libertador de Puerto Cabello (1903-1906). Liberado, vuelve a alzarse a comienzos de 1907; nuevamente encarcelado (marzo 1907), sale en libertad a raíz del derrocamiento de Cipriano castro (19.12.1908), mientras su hermano Pedro asumen la Presidencia del estado Nueva Esparta (1909). Opuesto a las maniobras continuistas de Juan Vicente Gómez (1913), Horacio Ducharne se refugia en Trinidad donde establece contactos con el general José Manuel Hernández, el Mocho, con el objeto de preparar un levantamiento general en todo el oriente del país. En agosto de 1914, con sólo 16 compañeros, desembarca en las costas venezolanas, toma el puerto de Yaguaraparo y avanza hacia la sabana de Pararí, cerca de Maturín. Mantiene actividades guerrilleras durante un año, movilizándose del N al S del estado Monagas, pero termina por ser derrotado y herido. Muere asesinado, al ser capturado por las tropas del general Manuel Rugeles quién, enviado por Gómez, había salido a perseguirlo.

Fuente: Diccionario de Historia de Venezuela Fundación Polar

-------------------------------------------------------------------------------

ANTONIO JOSE RODRIGUEZ

(POPÓ RODRIGUEZ)

Este personaje, de marcada connotación en la vida de Güiria, nació el 20 de Octubre de 1879. Hijo de Tomas Rodríguez y Clementina Pérez de Rodríguez. Una hermosa familia integrada además por sus 06 hermanos: Tomas, Leandro, José Vicente, Manuela .(minona), Josefa María (Chepa), y Manuel María (Mayayo).

Algunos de ellos, reconocidos estudiosos de la química y la farmacia, fruto del aprendizaje en Caracas, donde estudiaban al lado de sus abuelos propietarios de una importante droguería de la capital.

Popó Rodríguez, como le identificó cariñosamente ese pueblo que compartió su ingenio, su bondad y su amor, a diferencia de sus hermanos, se dedico al comercio, a través de una tienda que mantuvo durante muchos años, donde distribuía materiales de construcción y telas y quincallería, fue regente de la cervecera Regional, además de dedicarse también a la agricultura comercializando copra en su hacienda “El Cocal” a orillas de la playa y al lado de la boca del río.

SU FAMILIA:

Contrajo matrimonio con Cecilia Vanososte, de cuya unión nacieron Antonio José, Enrique y Cecilia Encarnación, esta ultima, fallecida a muy corta edad. Su vida se vio trastocada duramente, con el fallecimiento de su muy bella y Joven esposa, en una de esas tantas epidemias que azotaron al pueblo en esos tiempos. La niña Cecilia (así le llamaban) se dedicaba a atender a los enfermos y más necesitados que sufrían de estas terribles plagas, y realizando esa labor contrajo la enfermedad que le trajo la muerte en muy poco tiempo. Transcurridos los años, nacieron otros hijos, de diferentes relaciones que tuvo en Güiria y en Trinidad: Victoria (hoy: Victoria Rodríguez de Moreno), Ana (Ana de González), Adis (Adis Romero), Mónica (hija que tuvo en Trinidad).y José. De allí una larga cadena de nietos y bisnietos, que lo acompañaron hasta 1971, cuando fallece en Güiria, donde nació, a los 93 años.

LA MUSICA :

Una de las características más resaltantes de este personaje fue su trayectoria musical. Popó Rodríguez fue un autodidacta, y virtuoso ejecutante del piano y el órgano, además del violín, contrabajo, guitarra, el cuatro, la bandola y la bandolina. Formó en sus años mozos un grupo con sus hermanos también excelentes músicos: Tomas tocaba el contrabajo, Mayayo tocaba el Violín. Popito dirigía el grupo, tocaba el Piano y los asistía con el cuatro o la guitarra su querido amigo: Chiquilo Dicurú.

Fue corista de la iglesia Inmaculada Concepción, donde ejecuto el órgano y canto por años, y compartió esa responsabilidad con el maestro Rausseo.

Popó Rodríguez es aun recordado por sus conciertos “ventana abierta” en la sala de su casa la gente se reunía en la calle a deleitarse de su música y su virtuosismo con el piano. Muchas veces acompañando por chiquilo con la guitarra y por Chuchu Marval con el cuatro....... Era una verdadera serenata popular.

SU AMOR POR GUIRIA:

Durante muchos años, se dedico a organizar las festividades patronales de la inmaculada Concepción, de quien fue ferviente devoto.

Siempre querido por su acercamiento a los mas necesitados; Popó Rodríguez fue un ser humano excepcional, amante de su pueblo y de su gente, alguna vez le escuche decir: “Me considero un buen amigo, pero soy mejor amigo de los más pobres”

Sus hijas Victoria y Adis recuerdan, que el viejo Popó, sacaba la primera venta de copra en 300 bolívares (un realero en los años 40 y 50), entonces iba al banco, la hacia cambiar en 60 monedas de 05 Bolívares (60 fuertes) y los hacia llegar junto con 60 canastas de alimentos a los pobres, y realizaba esos repartos en sus primeros tiempos con sus hijos y con su yerno Alcides Moreno. Esa tradición la mantuvo mientras vivió. Sus últimos años hacia sus recorridos en los sectores poblados más humildes de Güiria, acompañado de su hija Adis, también de Rosario González, de Luisa y Carlos Serrano (hijos de Zenon) y junto a Chebo Romero y Fabián Romero, hijos de Candelaria Romero, su fiel compañía hasta el final de sus días.

Para los nietos aquella organización de canastas era una verdadera fiesta familiar, y después de las caminatas para los repartos, el más grande de los agotamientos.

Me relata su hija Victoria, que Una vez una familia echo al abandono a un hijo tuberculoso. Popó Rodríguez recogió a este pobre hombre, lo llevo a su hacienda, y diariamente le llevaba alimento, leche y medicinas, hasta que años después el hombre sano completamente.

Popó Rodríguez es y será recordado como un hombre de bien y amigo de los pobres.

Todavía guardo viva su dulce imagen, recuerdo tras la cortina rosada de las tardes de Paria, su pequeña figura sentado en la puerta de la casa, ...... pensativo, observando el horizonte. Y como escondiéndose en el sonido del viento aun puedo escuchar voces de pueblo, aquellos saludos amorosos de su gente .... Adiós Popitooooooo.

Wilfo